¡TURMÉRICO, mucho más que un condimento mágico!

La curcumina, el ingrediente principal de la cúrcuma, se ha utilizado durante miles de años en la medicina tradicional china e india, expertos en lograr una buena salud a través de la naturaleza y el equilibrio físico y mental.

Con el tiempo se ha demostrado que la curcumina tiene propiedades antioxidantes, antiinflamatorias, fungicidas y antibacterianas. ¡Sí! Eso es lo que beneficia, porque la naturaleza es generosa y todos deberíamos conocerla y valorarla. Intentaremos explicar esto de la manera más simple y fácil posible:

Nuestro cuerpo produce naturalmente radicales libres, que son moléculas de H2O2 (en otras palabras, peróxido de hidrógeno), y se han ganado una mala reputación por ser reactivos. Sin embargo, hacen una función muy importante: activar nuestro sistema inmune Al eliminar el exceso de sustancias tóxicas que se encuentran en el intestino, y así promover el equilibrio de la microbiota (flora intestinal). De esta manera, evitamos la permeabilidad intestinal excesiva, lo que hace que las toxinas entren en la sangre y provoquen inflamaciones.

Por lo tanto, el problema no es tener radicales libres, sino cuántos tenemos. Existe el verdadero problema: ¡excesos o falta de equilibrio! Los radicales libres son provocados por una dieta deficiente, un estilo de vida sedentario, falta de descanso, estrés, estados de ánimo negativos prolongados, etc., es decir, para el estilo de vida de las últimas décadas.

Es por eso que la curcumina que la cúrcuma tiene, ha sido, es y siempre será valiosa para promover la buena salud.

Natural Control
Suplementos para la vida ...

 


Entrada más reciente